martes, 9 de septiembre de 2008

Osama


La película de Siddiiq Barman, Osama, me ha resultado realmente dura. La 2 vuelve a ofrecer buen cine de denuncia social capaz de decir mucho más de lo que se muestra, sin necesidad de recrearse en la crueldad de las escenas. La mirada de la protagonista, una chica encontrada por el director en las calles de Kabul, logra transmitir toda la angustia, todo el terror de una vida en la que reina un régimen inhumano.
Al igual que me ocurrió con el largometraje Las tortugas también vuelan (turtles can fly) me resulta insoportable pensar que lo que veo a través de mi pantalla se acerca a la realidad, a una realidad demasiado cruel e incomprensible. Una historia estremecedora sobre la que merece la pena reflexionar.

0 comentarios: